Celebración en la playa

Sin duda lo más impresionante de una boda de playa, sin importar si es de día o de noche, es el paisaje que perdura en las fotos del recuerdo. A esto se suman los toques decorativos del encanto tropícal como la iluminación y los motivos marítimos que no pueden faltar.

Dejando todo este ensueño a un lado debes comenzar por determinar con cuánto cuentas de presupuesto. Plantéate si quieres una boda playera full exterior o mitad exterior mitad interior, esto te permitirá aprovechar al máximo tu presupuesto.

Si quieres solo la ceremonia en exterior y la recepción en interior, corres con menos gastos de acondicionamiento, ya que al hacerlo todo en la playa necesitas iluminación, toldos por si el clima cambia ya que en la playa esto suele suceder, pista para bailar y estaciones de comida y bebida. Además de que en el interior puedes llevar un mejor control del consumo, ya que el clima caliente de la playa, por naturaleza hace que los invitados no se limiten en su consumo de alcohol.

¡Mejor organízate!
Para una boda de playa definitivamente necesitas una wedding planner, sobre todo si la playa que escogieron como escenario de su historia de amor, es desconocida. Él o ella será su guía para buscar proveedores, coordinar y negociar hospedajes, así como asistirlos en la selección del menú de acuerdo a la producción local de mariscos, paleta de color de la boda y las flores que se consigan sin correr en mayores gastos.

Uno de los preparativos más importantes a tener en consideración es el costo de las flores, alchohol, alimentos y bebidas. La disponibilidad de estos elementos variará dependiendo del lugar.

Antes de tomar una decisión final del lugar es buena idea ir viendo la decoración, para ver si la puedes lograr en ese lugar y sino te va a costar una fortuna. Este ejercicio se debe hacer igual con las bebidas alcohólicas por si hay algún vino en especial, una cerveza importada que desean tener o un marisco que está en veda, que no es su temporada de pesca como sucede con la langosta.

La lista top
Así debes proceder a sacar tu lista de invitados. Recuerden que los gastos de traslado corren por cada invitado, ustedes pueden facilitarle el lugar para hospedarse y descuento en el hotel de la celebración. En este tipo de bodas deben ser estrictos con la confirmación de asistencia, debes nombrar a la madrina o el padrino, que confirme antes de enviar las invitaciones.

En busca del vestido
Comienza por conocer las telas para un vestido de novia en la playa. Entre las favoritas encontrarás el encaje, los bordados, el tul, la tafeta y si es en interiores la organza. Cómo puede ser corto al tobillo con mucho volumen o incluso de corte "tail-hem" con vuelos para mostrar algo de piernas. El corte strapless recto y estilo corazón son los más utilizados para mantener a la novia fresca y de acuerdo con el clima de la locación. Las transparencias y encajes igual son protagonistas con mangas muy cortas casi a la altura del hombro.


Puede ser el clásico blanco o el blanco hueso. El corte en línea A también es favorito entre los vestidos para una novia de playa. Para complementar el vestido usa un velo corto tipo malla o rejilla para lograr todo el look. Si quieres un velo más clásico elige uno de longitud media, que no se te enrede o complique al caminar. La pedrería y aplicaciones son bienvenidas siempre y cuando sean sutiles si es de día, si es de noche puedes usarlas un poco más. No olvides que lo más importante de todo esto es que te sientas cómoda y la más bella de todas.


Natural y relajada
Para tu look de belleza puedes irte con un estilo romántico y con mucho brillo o más lleno de color con unos labios en color durazno.


Para el día opta por un maquillaje natural que acentúe el color de tus ojos o su forma, enfocándote en darle un brillo a tus pómulos y cuello así como el escote y los hombros. Sobre este leve brillo puedes aplicar un color rosa o durazno para darle un toque de frescura. Los labios llévalos preferiblemente en rosa.


Si quieres un look más atrevido con labios de un color más intenso como fucsia o melón, solo delinea los ojos y acompaña de un rubor que contraste y que no vaya en la misma línea de color que los labios. Seguro que junto a tu estilista o maquillista podrán hacer la mejor selección para todo tu acabado, no te preocupes todo es guiarse y ponerse en las mejores manos.


Para el peinado elige un recogido que sepas dure de principio a fin. Las trenzas entrelazadas con algo de rizos son perfectos para una larga melena. Mientras que para un cabello de corte mediano, un recogido con volumen que se vea relajado funciona para poder decorar con flores naturales, con una peineta de flor o con una diadema de encaje.

Los acompañantes
Para el novio los trajes en beige, caqui y azul claro son perfectos, si es un poco menos tradicional su estilo un corbatín no puede faltar. En cuanto a accesorios, busca detalles sutiles como aretes de tamaño medio, no tan largos y con brillo, preferiblemente con algún toque de color que combine con los colores de la boda o tu ramo.


Los zapatos de ambos deben ser cómodos y aptos para el lugar. En el caso de la novia, si es en la playa unas sandalias de plataforma de tacón corrido son perfectas, porque de lo contrario un tacón normal se hundirá. Mientras que para una recepción en interiores puede elegir unos tacones despuntados en el color que desee y que vaya con la temática de la boda. Para el novio es más fácil combinar de un color más oscuro que el que elija para su traje.

Inspiración del ambiente
Los colores más elegidos para una boda de playa son el amarillo, fucsia, verde limón, azul, lila, turquesa y por supuesto el morado. Pero si ninguno de estos te convence, solo mira a tu alrededor. La misma naturaleza se encargará de hacer la combinación perfecta.
Por ejemplo las aguas cristalinas en color turquesa de Roatán, junto con la arena blanquecina, es un hermoso mix de colores que pueden reinar en tu boda. O si tu boda no es abierta en la playa y más bien es en una terraza con palmeras y vegetación verde, tu inspiración puede venir de una variedad de verdes y el contraste café de la madera.



Bouquets tropicales
Seguro que pensaste que un ramo exótico sólo se puede lograr con flores de esta índole o tropicales, pues sí, estás en lo correcto, pero esto no significa que te debes limitar solo a estas opciones. Por ejemplo las orquídeas, la ave del paraíso y la gardenia silvestre son flores locales que vienen en colores tropicales, perfectos para la playa.


Igual el follaje abundante del Caribe como la palma, papiro y otros follajes de colores, ya combinados pueden crearte un ramo tropical. Esto no significa que las rosas se quedan por fuera, la combinación de amarillas y naranjas, o con fucsia, se ven hermosas para darle vida al vestido de novia.

Hazlos tú misma
Para darle a las servilletas un giro náutico, dobla un cordón de ovillo blanco, y amarra a la servilleta por la mitad con doble nudo. Decora con este mismo ovillo unas veladoras de vidrio, enrollado en toda su base.
Otra idea de estilo es utilizar baldes de metal sin pintar o en blanco como bases de flores. Las hortensias blancas, las rosas lila y los crisantemos blancos o verdes se ven espectaculares. Usa diferentes tamaños combinados con linternas y velas para crear el ambiente perfecto.


De igual manera puedes usar caracoles grandes como floreros, decorados con flores fucsia y amarillo para resaltar la belleza natural del caracol. Las bases altas de vidrio decoradas con pétalos y agua es otra de las tendencias que marcan este estilo de boda. Ahora si quieres una temática más elegante usa ramas retorcidas y lisas pintadas en rojo, simulando coral combinado con conchas blancas, y mantelería en color arena.

IDEA

1 de 9